Vestir para trabajar cuando hace frío

By 2 noviembre, 2018 UrbanNews No Comments
vestir para oficina en invierno
vestir para oficina en invierno

Foto: Pixabay

Ha llegado la bajada de temperaturas y con ellas el gran dilema: cómo vestir para trabajar cuando hace frío. En estos meses es posible viajar del polo norte que hay en el portal de tu oficina a un micro-clima caribeño que han montado en el despacho en cuestión de minutos. Por eso hemos pensado que te vendrían bien unas claves para estar perfecta, elegante y abrigada en todo momento, el truco está en llevar más capas que una cebolla.

Capas cebolla

Capa 1: Ropa interior

La primera capa es una de las más importantes en época de frío, se trata de la ropa interior. Busca ropa interior térmica, esto te asegura mantener el calor, además se trata de ropa ajustada que actúa como una segunda piel por lo que es discreta y cómoda. Además las características de este tipo de prendas estilizan la figura consiguiendo una silueta más esbelta.

Esta primera fase de la vestimenta se puede complementar con leggings cuando hace mucho frío, éstos se convierten en una pieza clave durante esta temporada, ya que puedes combinarlos tanto con vestidos o faldas o debajo de pantalones.

Capa 2: Será tu outfit en lugares con calefacción alta

Si tienes la suerte (o la desgracia) de vivir en el Sahara dentro de la oficina, lo que decidas que forme parte de tu capa 2 es fundamental, ya que será lo que luzcas durante todo el día.

Dentro de las prendas de esta capa encontramos las faldas y vestidos midi de tubo, ideales en invierno ya que cubren parte del torso y llegan hasta la rodilla dando un extra de calidez y confort. Respecto a la parte superior puedes optar por blusas o suéteres de punto, si optas por este último el cachemir es muy recomendable, su suave textura te hará sentir dentro de una nube.

Capa 3: Outfit 2 para calefacción a temperatura media-fría

Si tu oficina es muy amplia y no conserva bien el calor o tus compañer@s son amantes del “fresquito”, esta capa es tu aliada. Se trata de prendas que puedes colocar encima de los de la capa 2 o simplemente encima de la ropa interior.

Los blazers son un complemento imprescindible en el armario de cualquier mujer que trabaje en oficina, los hay más y menos formales para todos los gustos y vienen genial cuando necesitas abrigarte un poco dentro de un lugar cerrado. Como ya vimos en nuestro artículo de moda de otoño, este año se llevan incluso a modo de vestido y con un cinturón.

Por otro lado están los jerseys de lana, que puedes usarlos encima de camisas o directamente sobre la camiseta interior, esa elección dependerá del look que quieras llevar ese día.

Capa 4: Luce tu abrigo en la calle

Esta capa la configuran los abrigos, botas, guantes, gorros y bolsos. Se trata de toda esa ropa que tardas un año y medio en ponerte (sin exagerar casi nada) para enfrentarte al glaciar que se ha formado en la calle.

Los abrigos suelen ser de poliéster, lana o de tela impermeable ya que es la prenda encargada de enfrentarse a las adversidades climatológicas.

Respecto a las botas, las hay muy variadas, si decides combinarlas con faldas o vestidos minis te aconsejamos que uses las altas, incluso por encima de la rodilla para evitar el frío.

El resto de complementos los hay muy variados y dependen del estilo y gusto de cada una, eso sí, el bolso recomendamos que sea grande, así podrás guardas el gorro y guantes cuando no los necesites.

Ahora ya estas preparada para vestir en la oficina cuando hace frío conservando el estilo que te caracteriza. Si te ha resultado interesante no dudes en compartirlo en las redes, más de una lo agradecerá.