Signos que indican que ha llegado la hora de cambiar el sofá

By 3 julio, 2019 UrbanNews No Comments
Cambiar de sofá
Cambiar de sofá

Reconócelo, el rey de la sala ya no es el que era, pero le tienes tanto cariño… Son muchas horas las que te ha acompañado viendo pelis, aguantó como un campeón los saltos de tus hijos y tus profundas siestas, pero quizás es hora de jubilarlo. Estas son las claves para detectar que definitivamente ha llegado la hora de cambiar el sofá.

Señales inequívocas de que hay que cambiar el sofá

Bultos en el relleno

¿La única forma de estar verdaderamente a gusto es pasar horas golpeando los cojines? ¿Los bultos del relleno están haciendo daño a tu espalda? Lo sentimos, va siendo hora de que pienses en cambiar el sofá. Podrías añadir más relleno, pero lo cierto es que una vez empieza a tener este tipo de problema, tiene difícil solución.

Plumas por todas partes

Tienes un buen sofá, las cosas como son, por eso no quieres deshacerte de él. Su relleno de plumas naturales te dan una increíble sensación de confort, pero ¿sabes que? Siguen fabricando sofás muy cómodos. Si tu comedor habitualmente da la impresión de haber sufrido una guerra de almohadas, es porque poco a poco están habiendo fugas. Cuantas menos plumas halla en tu relleno más incómodo será, además es probable que te claves habitualmente la punta de éstas. Cambiar el sofá puede ser una buena opción.

Publicidad 

Estampado Dálmata

¿Recuerdas que tu sofá era beige? Sí, entero beige. Fíjate bien, ¿hace cuánto que se perdió la homogeneidad del tejido? Esto puede deberse a dos factores:

  • El desgaste de la tela ha cambiado el tono de ésta. En ese caso lo sentimos, pero la solución es 100% cambiar el sofá.
  • El rey del sofá está lleno de medallas de honor, por haber aguantado noches de cine, cenas informales y el paso del tiempo (seamos realistas, ni nosotros ni nuestra ropa está limpia al 100% cuando tocan el sofá). En el caso de la suciedad, estás de enhorabuena porque no es necesario cambiar el sofá, siempre puedes recurrir a servicios de limpieza profesionales.

Falta de relleno

Del mismo modo que con las deformidades en el relleno hablábamos de “poner un parche” añadiendo de éste, con la falta de relleno también podemos poner esta solución. El inconveniente de esto es que obviamente no estará como el primer día, pero te evitará cambiar el sofá de forma inminente.

Son más

Este problema sí que no se puede solucionar de otra manera que no sea comprando un sofá nuevo. Si tu peque ya no es tan peque y reclama su lugar en el sofá renegando de la alfombra, o el novio de tu hija pasa más tiempo en tu sala que en su casa, ha llegado el momento definitivo de cambiar de sofá.

Y tú, ¿Vas a hacer el cambio? Si es así podemos ayudarte a encontrar el sofá perfecto.